Estas aqui
Home > Turismo > Las innovadoras propuestas de Vacaciones Desconecta

Las innovadoras propuestas de Vacaciones Desconecta

Vacaciones Desconecta vuelve a proponer innovadores programas, con el objeto de aprovechar las vacaciones, no sólo para descansar, sino para algo que cada día más necesario, como desconectar del estrés y ritmo de vida diario.

El objetivo de estos innovadores programas, para los que emplean recursos como yoga, estiramientos para despertar el cuerpo, meditaciones, talleres, música, tanto la que podría considerarse espiritual como la biodanza o conciertos de Cuencos Tibetanos, pero en la que también tienen hueco el rock, el baile, la diversión e incluso la gastronomía local. Conforman una mezcla novedosa en la que, por supuesto, no falta el cuidado corporal, no sólo por el ejercicio físico moderado, sino también con masajes e incluso lo que llaman yoga facial y emocosmetica, en donde relacionan el estado de la piel con las emociones.

Complementan el programa, caminatas por la orilla del mar, baños y excursiones a los pueblos blancos de la zona.

Este tipo de vacaciones, hasta ahora ofrecidas en formatos, más rígidos y exclusivos, Vacaciones Desconecta las hace más flexibles y accesibles en todos los sentidos.

Flexibilidad, que se refleja también en la dieta, que lejos de ser estricta, se integra con el ambiente, con comida mediterránea de la zona en la que abundan verduras y pescado, y sobretodo, esta flexibilidad se manifiesta en algo que repiten y que casi se convierte en su mantra: Cada uno hace en cada momento lo que le apetece, la única limitación es respetar a los demás.

De esta manera los participantes, a los que se les ofrece un amplio programa de actividades, hacen solo las que les apetece, no hay nadie pasando lista ni exigiendo hacer nada. Lejos de otras opciones en las que personas hacen de lideres espirituales y les dicen a los demás lo que tienen que hacer. Aquí si una persona no se ve haciendo yoga, o cualquier actividad física, o le apetece quedarse en la cama, es perfectamente aceptado. “Estáis de vacaciones”, les dicen.

Si bien, para aquellas personas que prefieran unas vacaciones pasivas, sin ningún tipo de actividad, o que no se encuentren en un momento para compartir, no les recomendaría estas vacaciones.

Pues en ellas al compartir las actividades, se establecen vínculos y se hacen nuevas amistades algunas muy duraderas, como demuestra que casi el 50% de las personas sean reptadoras, así dicho parece que estas vacaciones crean una cierta adicción o tal vez, sea porque simplemente disfrutan en ellas.

Otra característica, de estas vacaciones y no menor, es que programas similares para el cuidado del cuerpo y atención tan personalizada, suelen ir destinados a una gama alta de clientes con precios muy elevados para la mayoría. Vacaciones Desconecta, con estos programas, pretenden socializar este tipo de vacaciones, haciéndola accesible a cualquier nivel económico, de ahí que se puedan encontrar una semana a finales de junio por 395€ o 495€ en pleno mes de agosto.

En donde si mantienen la exclusividad, y es de agradecer, es en el tamaño de los grupos, que mantienen muy pequeños en torno a 15-20 personas, pues de lo contrario, como ellos mismos reconocen, no es posible prestar una atención personalizada.

A titulo de ejemplo, el programa que llaman desconectar frente al mar, lo estructuran en lo que llaman: mañanas para el cuerpo, el alma y disfrutar del mar. Tardes para el descanso y relax. Noches para compartir con el grupo y seguir disfrutando.

En definitiva, una propuesta innovadora, no solo por el objetivo y contenido, sino también por el sentido humano e incluso social, en el que se inspiran.

Claro que, teniendo en cuenta el lugar en el que los hacen, como las playas de Conil, El Palmar, Zahora o Caños de Meca, no resulta muy difícil desconectarse.

Más información: pinchando aquí.

Powered by WPeMatico

Top