Estas aqui
Home > Empresas > Energía y Medio ambiente > Muros verdes entre Barcelona y Esplugues de Llobregat

Muros verdes entre Barcelona y Esplugues de Llobregat

La ciudad de Barcelona y su área metropolitana continúan con la expansión de su carril bici, en la línea de la apuesta por la movilidad sostenible, que se ha convertido en una seña de identidad de la ciudad y otras grandes capitales europeas. En este sentido, la empresa BTE y su muro de gaviones, firma especializada, asimismo, en muros verdes, colabora en la construcción de estas infraestructuras básicas para las comunicaciones de los barceloneses.

Una obra clave para la fluidez de la circulación
En concreto, esta cooperación se está plasmando en la construcción de un nuevo tramo que unirá Barcelona y Esplugues de Llobregat. Su inauguración, prevista para mayo de 2017, permitirá conectar mediante un gran carril bici el Besòs y Llobregat.

Las obras del tramo en cuestión, el único que quedaba pendiente, comenzaron en julio de 2016 y están consideradas como las más complicadas, ya que tienen como objetivo, en paralelo a la Avenida Diagonal, sortear el nudo viario del enganche con la Ronda de Dalt.

El vicepresidente de Mobilitat i Transport de l´Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda, se ha mostrado satisfecho con este proyecto en marcha, y realizó las siguientes declaraciones: “las bicicletas contribuyen a fomentar la salud de las personas y reducir la contaminación del aire”.

Los datos concretos del proyecto
La obra concreta consta de una longitud de 880 metros, los cuales partirán del carril bici del Parque Cervantes, en la parte alta de la Avenida Diagonal. Como se ha podido comprobar en las imágenes virtuales de esta iniciativa que ha facilitado AMB, existirán separaciones entre los espacios habilitados para los peatones y ciclistas.

Cabe señalar que la reconfiguración de los espacios públicos de este proyecto implica la realización de algunas obras que afectarán a carreteras y calles ya existentes. Asimismo, deberán construirse algunos túneles y plataformas para hacer posible esta vía de comunicación.

Las obras tienen una duración aproximada de diez meses y un coste que alcanza la cifra de 1 035 600 euros. Se trata de unos trabajos de gran envergadura y que conllevan, entre otras labores, excavar y desbrozar los terrenos, pavimentar las superficies, colocar el mobiliario urbano y las barandillas y marcar los espacios de separación entre peatones y ciclistas (mediante líneas blancas).

Israel Gracia Renard, CEO Project Manager de BTE Global Services, la empresa encargada de la construcción de muros de gaviones en esta obra, hizo las siguientes declaraciones “se ha utilizado este tipo de muros no solo para la contención de tierras, sino también para dar una solución medioambiental y más integrada con el espacio verde que tendrá este carril”.

En definitiva, un proyecto en el que se han combinado criterios de optimización de la red viaria y sostenibilidad y del que los barceloneses van a poder disfrutar muy pronto.

Fuente: Notadeprensa.es

Powered by WPeMatico

Top