Estas aqui
Home > News > Cómo subirse a la bici en la posición perfecta y empezar a disfrutar

Cómo subirse a la bici en la posición perfecta y empezar a disfrutar

Los expertos de la firma de bicicletas urbanas personalizadas Wobybi dan a los ciclistas urbanos las claves definitvas para evitar dolores y lesiones, tener una pedalada más efectiva e ir cómodos encima de la bicicleta

Si tras los habituales desplazamientos en bicicleta por la ciudad uno termina cansado y con dolores en diferentes partes del cuerpo, lo más probable es que no esté pedaleando en la postura correcta. Para evitar esos achaques ‘post-bicing’, los expertos de Wobybi, la firma de bicicletas urbanas personalizadas, nos desvelan las reglas básicas a aplicar para disfrutar sin incomodidades encima de la bicicleta.

Basándose en la mejor guía de ergonomía especializada realizada hasta ahora por el Dr. Achim Schmidt de la Universidad Alemana de Deportes, Álvaro Basterra, fundador de Wobybi y apasionado de las dos ruedas, nos desvelan los 4 ajustes “mágicos” para una postura perfecta en la bicicleta:

  1. Altura del sillín

La altura es el primer a juste y más importante de la bicicleta, ya que permite una pedalada más efectiva, es decir que nos cansemos menos, y evita dolores o lesiones por hacer trabajar los músculos en una posición anti-natural.

20160505-posicion-pie-sillinIndependientemente del tipo de bicicleta o de nuestra fisiología, este método es válido siempre: la altura del sillín tiene que ser tal que la pierna quede estirada cuando el pedal esté en su posición más baja. “Si al pedalear nuestra cadera sube y baja a derecha e izquierda, la altura es excesiva y debemos bajar el sillín. Por el contrario, si el sillín queda bajo, con el uso de la bici nos terminarán doliendo las rodillas”, explica el fundador de Wobybi.

Otra cosa a la que hay que prestar atención es la posición del pie en el pedal al pedalear: se debe apoyar la parte distal o antepié.

  1. Posición del sillín

Los sillines se unen a la barra del sillín (tija) mediante unos raíles que permiten mover el sillín delante y atrás. “Nuestros sillines de paseo tienen un recorrido de 4 cm. Estos raíles permiten ajustar la posición del sillín para evitar dolores de rodilla por una mala orientación de la pelvis”, cuenta Basterra.

Según los expertos, la posición del sillín es la correcta cuando la rótula queda exactamente encima del eje del pedal. Las herramientas para hacer estos ajustes dependerán del sillín. En las bicicletas Wobybi los sillines de las bicicletas fixie –de piñón fijo– será una llave allen de 6 mm mientas que en los sillines de paseo será una llave fija de 13 mm.

  1. Altura del manillar

La altura del manillar es clave para llevar la espalda en la posición correcta, para que el peso de nuestro tronco se apoye en el sillín y así se trasmita a la bicicleta. A pesar de que cada tipo de bicicleta tiene asociada una postura determinada, dependiendo de nuestro cuerpo debemos ajustar la altura del manillar para conseguir repartir bien los pesos y liberar manos, brazos y hombros. Debemos ajustar la altura del manillar hasta encontrar la posición con la que nos sintamos más cómodos y evitar molestias.

  1. Inclinación del sillín

Todos los sillines tiene mecanismos para ajustar su ángulo para adaptarlos a la fisiología de cada cuerpo. Sin embargo, la mejor inclinación del sillín para los ciclistas urbanos es la posición horizontal respecto al suelo.

Para ajustar la inclinación, se deben emplear las mismas herramientas que para la posición del sillín.

Top