Estas aqui
Home > Instituciones > Asturias propone celebrar una cumbre de universidades y centros de investigación de las Regiones del Sudoeste Europeo para crear un espacio de excelencia académica

Asturias propone celebrar una cumbre de universidades y centros de investigación de las Regiones del Sudoeste Europeo para crear un espacio de excelencia académica

El objetivo planteado por la Resoe es impulsar un proyecto de cooperación para favorecer el desarrollo educativo y socioeconómico del noroeste ibérico. La alianza de los cinco territorios, con más de 12 millones de habitantes, podrá optar a más recursos de la Unión Europea y materializar estrategias comunes en transportes, competitividad industrial, enseñanza, empleo, medio ambiente, cultura y turismo. La plataforma interregional apuesta por crear un área de expansión que fomente la colaboración empresarial e institucional para ahorrar costes y prestar mejores servicios

El Principado ha propuesto celebrar una cumbre de las universidades, centros de instituciones de enseñanza superior e institutos de investigación de los cinco territorios que conforman el grupo conocido como Regiones del Sudoeste de Europa (Resoe), con el objetivo de definir un proyecto de cooperación tecnológica y académica que favorezca el desarrollo social y económico del noroeste ibérico. El impulso a la colaboración universitaria y de investigación es una de las prioridades fijadas por los cinco territorios que integran esta macro-región: Asturias, Castilla y León, Galicia y las regiones del Norte y Centro de Portugal

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Ana González, han planteado hoy esta iniciativa en la reunión que han celebrado en Oviedo con los rectores de las universidades de Oviedo, Vicente Gotor, y de Vigo, Salustiano Mato, que ocupa también la vicepresidencia primera de la Conferencia de Rectores de las Universidades del Sudoeste de Europa (Crusoe).

La Resoe es un espacio de la Unión Europa que comparte, pese a sus singularidades, los mismos retos. Se conforma ante la UE como una alianza económico-jurídica para contar con más peso administrativo y demográfico de cara a obtener recursos comunitarios, crear un área de expansión económica, fomentar la cooperación académica y empresarial e impulsar la colaboración institucional para ahorrar costes y mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos.

La Resoe agrupa cinco regiones con una superficie geográfica de 183.887 kilómetros cuadrados de extensión y donde residen 12.3370.180 habitantes. Cuenta con un total de 27 universidades públicas y privadas, 62 instituciones de enseñanza superior y 80 centros de investigación, lo que la convierte en un polo clave para crear un espacio de excelencia universitaria, vinculado al Espacio Europeo de Enseñanza Superior, y desarrollar proyectos de colaboración tecnológica y de transferencia de conocimientos a las empresas para la puesta en el mercado de productos y servicios.

La mayoría de estos centros académicos están integrados en la Crusoe, a la que se incorporará oficialmente la Universidad de Oviedo el próximo mes de marzo. A partir de entonces se darán los pasos necesarios, como han propuesto hoy los consejeros de Presidencia y Educación, para la celebración de esa cumbre que impulse un espacio de excelencia académica y para sentar las bases de esta estrategia universitaria y fijar los objetivos de colaboración.

 

La Resoe, más oportunidades en Europa

Las macro-regiones son instrumentos políticos innovadores que responden a la necesidad de encontrar nuevas fórmulas para que las políticas públicas sean más eficientes, impulsar y dar mayor valor añadido a la cooperación transfronteriza e interregional, sin que para ello sea necesario crear estructuras administrativas nuevas.

Se trata de plataformas para hacer frente a desafíos conjuntos, mediante proyectos comunes a presentar ante organismos europeos y estatales, que hacen hincapié en la cooperación en los ámbitos de la industria, energías renovables, agroalimentación, forestal, investigación, universidades, turismo, transporte, logística o red de espacios protegidos, entre otros.

Galicia y la Región Norte de Portugal constituyeron en 1991 una eurorregión. Posteriormente, Castilla y León creó en 2000 una comunidad de trabajo con la misma área portuguesa. En 2010, se materializó la macro-región de los tres territorios a los que en 2014 se sumó Asturias y la Región Centro de Portugal.

La macro-región Resoe se amplía en un momento en el que las tres comunidades autónomas españolas han dejado de ser para la UE objetivo número 1, lo que significa la pérdida de ayudas comunitarias como las percibidas hasta ahora. El nuevo escenario presupuestario prima las alianzas territoriales para optar a los fondos destinados fomentar la economía productiva y generadora de empleo. La Comisión Europea ha planteado favorecer estas fórmulas de cooperación con una nueva línea de subvenciones y propiciar una mayor racionalidad en el gasto público.

Asturias ha mostrado desde la incorporación de España a la Unión Europea una vocación por la cooperación con los territorios próximos, pero también con otras regiones europeas con retos similares y potencialidades de cooperación. Muestra de ellos son las alianzas atlánticas que ha desarrollado dentro de la Conferencia de Regiones Marítimas y del Arco Atlántico y que ahora se ha reforzado con la alianza de las Regiones del Sudoeste Europeo (Resoe).

Diferentes comunidades autónomas también han apostado con éxito por acuerdos similares con otros territorios, tanto españoles como de estados vecinos. Es el caso de las macro-regiones constituidas por País Vasco, Navarra y Aquitania (Francia) o Aragón, Cataluña, Baleares y las regiones galas de Languedoc-Roussillon y Midi-Pirénées, entre otras.

Top